tuv-saarland

Buscar coches de alquiler

tuv-saarland
Alquiler coches: Comparamos por usted

Coches de alquiler baratos en Berna

desde 21 € por día
para un periodo de alquiler de 14 días
VW UP 1.0
VW UP 1.0
encontrado el 11/10/2016 16:44
desde 24 € por día
para un periodo de alquiler de 14 días
OPEL ASTRA 1.4 INCL. GPS
OPEL ASTRA 1.4 INCL. GPS
encontrado el 11/10/2016 16:44
desde 28 € por día
para un periodo de alquiler de 14 días
VW GOLF SPORTSVAN 1.4
VW GOLF SPORTSVAN 1.4
encontrado el 11/10/2016 16:44

Alquiler de coches Berna

Berna es una preciosa ciudad, capital del país del chocolate y de la puntualidad, Suiza, que merece la pena ser visitada. Se encuentra situada a dos horas en coche de Zúrich, considerada capital financiera del país helvético. Berna es una ciudad sin atascos, apacible y sin estrés, y donde podrá encontrar maravillosos lugares que visitar, disfrutando del contraste entre lo antiguo y lo moderno, lo urbano y la naturaleza. La ciudad de Berna está enclavada en un territorio de suaves colinas, ubicado entre los Alpes y el macizo del Jura, y es atravesada por el río Aare, que bordea el casco antiguo de la ciudad. La capital es el lugar ideal para alquilar su coche con HAPPYCAR y recorrerla a su  ritmo, al igual que puede descubrir sus espectaculares alrededores. ¡Berna le espera!

Berna, la ciudad de los osos

Según la historia, Berna surgió en el siglo XII, por expreso deseo del duque Bertoldo V, y su nombre está ligado a la palabra alemana Bär (oso), que es el animal símbolo de la ciudad. El recorrido de la ciudad debe comenzarse en el casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983. Está elevado sobre un recodo del río Aare, y tiene preciosos edificios que admirar. En el casco histórico encontrará el mayor orgullo de los berneses, la famosa Torre del Reloj, que marca el centro de la ciudad, y que pone figuras en movimiento cada hora. Este reloj mantiene el mismo mecanismo desde 1530, y deslumbra tanto por su exterior como por su interior, ya que el reloj solo se ha parado una vez en toda su historia. Además, fue la puerta de entrada a la ciudad. Al lado encontrará la Torre de la Prisión, del siglo XIII, sustituyendo a la Torre del Reloj como puerta de entrada a la ciudad. Desde allí puede continuar hasta la fuente del Ogro, en la Kornhausplatz, rodeada de cafés y terrazas, entre los que destaca el restaurante Kornhauskeller, un antiguo granero y cantina del siglo XVIII, donde se guardaba el vino.

Una vez que ha repuesto fuerzas, diríjase a la calle Kramgasse, para pasear por las famosas Lauben, seis kilómetros de arcadas de piedra, convertido en uno de los paseos comerciales más largos de Europa. En esta calle está casi toda la esencia de Berna, y en sus sótanos, antiguas bodegas, encontrará tiendas, vinotecas, cibercafés y hasta teatros. De hecho, el científico Albert Einstein desarrolló su teoría de la relatividad en la segunda planta del número 49 de esta calle. Si sigue caminando se topará con la plaza Münsterplatz, donde se ubica la Catedral de Berna, que en realidad se trata de una colegiata edificada en el siglo XV, aunque su torre principal no fue terminada hasta el siglo XIX. Si sube a esta torre podrá disfrutar de las maravillosas vistas de la ciudad. La catedral está rodeada por un hermoso parque, donde se sitúa un ascensor que lo une con Matte, el antiguo barrio de los gremios, cuyas casas están situadas a orillas del río.

Si cruza el río por el puente Nydeggbrücke, llegará a la atracción más controvertida de Berna, la Fosa de los Osos, donde varios ejemplares retozan en cautividad, mientras esperan a que los turistas les tiren cacahuetes.

A ambos lados del puente Kirchenfeldbrücke podrá ver, en la parte antigua el Bundeshaus, el Palacio Federal de Berna, sede del Gobierno y el Parlamento suizo, digno de admirar por su ornamentación, y al otro lado, el Museo de Bellas Artes. Otro edificio digno de visitar es el Rathaus o Ayuntamiento, del siglo XV, que destaca por su bonita escalera y el balcón de la portada.

Pero no solo visite la Berna medieval, sino recorra sus fantásticas calles en su parte más urbana. Puede comenzar en esta cara más moderna de la ciudad en el Zentrum Paul Klee, que homenajea al artista, y seguir por el Edificio Renzo Piano, con tres enormes olas de acero y cristal, y que guarda la colección de obras de Klee. Y para los amantes de la arquitectura y las compras, es imprescindible la visita al Wetside, un centro comercial y de ocio, con parque acuático incluido.

Muy conocida y no muy lejos también está Biel.

Alquiler de coches Berna. Disfrute de los Alpes

Una vez que conozca todos los rincones de esta preciosa ciudad, puede recorrer los alrededores de Berna con su coche de alquiler HAPPYCAR y deleitarse con los hermosos pueblos y paisajes que le esperan. A unos 30 kilómetros de Berna está el Parque Natural Gantrisch, con grandes bosques, pueblos idílicos y profundos cañones. A 36 kilómetros está ubicada Friburgo, destacada por su casco antiguo medieval y sus fachadas góticas. A 60 kilómetros encontrará Interlaken, una ciudad situada entre los lagos de Thun y Brienz, y con un impresionante paisaje montañoso y a 98 kilómetros está la ciudad de Basilea, donde se respira historia y cultura. No lo piense más, alquile su coche con HAPPYCAR y deslúmbrese con las maravillas que encontrará. ¡Buen viaje!