tuv-saarland

Buscar coches de alquiler

tuv-saarland
Alquiler coches: Comparamos por usted

Alquiler de coches Noruega

Con el alquiler de coches en Noruega podrá descubrir este inmenso país de una manera divertida y cómoda. Experimente las maravillas de la naturaleza, los glaciares y el sol de medianoche durante el verano; descubra su cultura, su historia, sus tradiciones y su gastronomía. Aproveche las mejores ofertas de alquiler de coches en Noruega que encontrará en el portal web HAPPYCAR. Así podrá conocer todas las facetas del país a su propio ritmo o quizá visitar los países vecinos como Suecia y Finlandia.

Alquiler de coches Noruega: un viaje a la capital

Lo primero que debe hacer cuando llegue a Noruega es recoger su coche de alquiler, ya sea en el aeropuerto o en cualquiera de las oficinas locales de alquiler de coches. Noruega y todos sus tesoros es la combinación perfecta para un viaje apasionante y cargado de experiencias y aventuras. Puede comenzar su viaje por Oslo, la capital, situada en la parte sur de Noruega. Le recomendamos dirigirse al Parque de Esculturas Vigelandsparken que cuenta con 212 esculturas realizadas con granito y bronce por el escultor Gustav Vigeland. Entre ellas destaca el monolito de 14 metros de altura, que contiene 121 personas esculpidas sobre una misma piedra. Existen numerosas teorías sobre el porqué de esta obra, como la resurrección del ser humano o la lucha por la existencia, pero no se sabe con exactitud cuál fue la idea de su autor. También es interesante la Ópera de Oslo, el Museo Fram, el Museo de los Barcos Vikingos y el Fiordo de Oslo.

Muy conocida y no muy lejos también está Aalesund, Lillehammer.

Recorriendo el país con su alquiler de coches

Noruega cuenta con numerosos destinos de interés. Debe admirar la belleza del fiordo de Geiranger, incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Desde Oslo se puede llegar en unas cinco horas en coche. La vista es fantástica ya que a lo largo del fiordo verá cascadas y picos nevados. Aquí puede disfrutar en verano del rafting, kayak, senderismo, bicicleta de montaña o simplemente relajarse y contemplar la naturaleza.

La segunda ciudad por excelencia de Noruega es Bergen, fundada en 1070 en un puerto natural entre los hermosos fiordos y rápidamente se convirtió en el más importante centro comercial del norte de Europa. Bergen se ha convertido en un centro cosmopolita del comercio, las finanzas, la pesca, la investigación y la educación. La ciudad es famosa por su festival de Música Internacional y Festival de la Artes, donde cada año participan cientos de personas y acuden miles a verles. Con el alquiler de coche en Noruega y en el aeropuerto de Bergen, podrá llegar fácilmente a esta ciudad y recorrer a pie las antiguas calles y callejones del puerto y del casco antiguo. Puede subir con su coche a Ulriken, donde tendrá una preciosa vista de la ciudad, protegida por el fiordo y el mar. Hacia el sur de Bergen encontrará uno de los lugares que seguro ha visto en la televisión, el Preikestolen, más conocido coloquialmente como “el Púlpito”, que se eleva sobre Lsyefjord cerca de Stavanger y es una de las principales atracciones de Noruega. Existe desde hace más de 10.000 años, cuando la roca superó la altura del glaciar a más de 600 metros de altura. Para subir a la cima, le recomendamos que lo haga tranquilamente y con calzado apropiado, pues hay que bordear algunas montañas y son unos 4 kilómetros en total, pero sin duda la recompensa le estará esperando en la cima, donde disfrutará de unas vistas que nunca se había imaginado.

Por último, no debe dejar escapar la oportunidad de visitar Trondheim, la tercera ciudad más poblada de Noruega. Esta localidad es una de las más antiguas del país y fue fundada en el siglo X por los vikingos.

Noruega, es un gran país para los amantes de los deportes al aire libre, tanto en verano como en invierno

Todos los lugares que siempre había soñado le están esperando. Lo mejor que puede hacer es alquilar un coche en Noruega y comenzar su aventura desde el primer momento sin estar pendiente de horarios ni largas esperas.